BOTOX

¿Qué es el Botox?

El botox consiste en realizar microinyecciones subcutáneas de botox en las zonas donde se quieren eliminar las arrugas. Normalmente se suele aplicar en la frente, entrecejo, cuello o en el contorno de los ojos, eliminando de esta manera las patas de gallo.

¿Para qué se utiliza?

El botox se utiliza, para lograr, que aquellas arrugas rebeldes, desaparezcan de la cara. Esto, por medio, de su inyección en ciertos músculos faciales, que son los culpables que las arrugas aparezcan. En el fondo, el botox, paraliza el músculo en cuestión, logrando que la piel se vuelva a estirar. Por lo tanto, el botox, se inyecta directamente al músculo responsable de la arruga. El cual, no podrá contraerse nuevamente.

El método de acción del botox es sencillo, ya que paraliza los nervios, consigue que las zonas tratadas por botox se relajen totalmente y desaparezcan las arrugas.

Tras realizarte el tratamiento de botox, no necesitarás reposo ni por supuesto ingreso y comenzarás a notar los resultados en 2 ó 3 días.

 

SOLICITAR CONSULTA

Elija uno de los siguientes servicios (requerido)